Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco autonomías han eliminado su complemento para la beca Erasmus

Son Madrid, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Baleares y Canarias

Estudiantes 'Erasmus' a las puertas de la Facultad de la Universidad de Roma.
Estudiantes 'Erasmus' a las puertas de la Facultad de la Universidad de Roma. EFE

Cinco comunidades autónomas han eliminado en los últimos años el complemento que ponían de sus presupuestos para los becarios Erasmus: Madrid, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Baleares y Canarias (aunque en este caso sí lo dan los cabildos de las islas). Otras los han recortado y ofrecen una ayuda casi testimonial, por el número de alumnos al que llegan —como las 194 ayudas de 250 euros mensuales del Gobierno de Aragón, habiendo unos 1.000 erasmus al año en la comunidad— o por el monto: en Murcia, el Ejecutivo ofrece 26 euros mensuales que paga a curso vencido; ahora se está repartiendo la ayuda de 2012-2013, informa la Universidad de Murcia. Estas cantidades se suman a los entre 215 y 300 que todos los alumnos obtienen de la Comisión Europea y, todavía este año, del Ministerio de Educación.

Las ayudas a este prestigioso programa de movilidad estudiantil entre los centros europeos de educación superior ha estado en los últimos días en el centro de la polémica. El ministerio se vio obligado el martes, por las presiones internas del PP, de los estudiantes e, incluso, de Bruselas, a rectificar su decisión, tomada con el curso ya empezado, de conceder la ayuda del Gobierno central solo a los erasmus que a la vez sean beneficiarios de una beca general (las destinadas a los alumnos con bajos recursos económicos). Finalmente, todos recibirán al menos lo mismo que el curso anterior (un mínimo de 100 euros), además del dinero procedente de la Comisión Europea, que este año se ha quedado reducido a 115 euros.

Pero la cantidad final que consiguen los alumnos puede variar enormemente en función de la comunidad de residencia, la renta y la nota del alumno. Así, La Rioja da 160 euros al mes a todos sus erasmus; Extremadura, 150; País Vasco, 120; y entre 70 y 78 ofrece la Xunta de Galicia. Andalucía empezó el año pasado a repartir el dinero —entre 100 y 250 euros mensuales— en función del destino: más para países como Luxemburgo o Suecia; menos para Letonia o Polonia. Asimismo, a los que tengan menos recursos les dan un extra de entre 50 y 125 euros.

El criterio de renta es el que usan algunas comunidades para repartir sus ayudas que no son universales para todos los erasmus, sino que alcanzan hasta donde llegue el presupuesto destinado al caso. Así ocurre en Aragón (250 euros mensuales) y en Asturias (200).

Otras, sin embargo, reparten las ayudas en función de las notas. Cataluña ofrece 200 euros al mes a los que tengan más de un 5,7 de nota media en las carreras técnicas y un 6,3 en el resto (el curso pasado llegaron a casi 1.900 erasmus). Navarra da 90 euros a los mejores expedientes hasta que se acaba el presupuesto y en Cantabria se hace lo mismo al repartir cantidades únicas (1.500 euros para estancias de todo el curso y 1.000 para menos tempo). En Galicia, los universitarios con más de un 6,63 reciben otros 500 euros extra. La Comunidad Valenciana, por su parte, conjuga ambos criterios —renta y rendimiento académico— para conceder su ayuda de entre 60 y 90 euros mensuales.

También hay universidades que siguen ofreciendo un pequeño aporte a pesar de los tiempos que corren. Baleares da 350 euros por curso a los erasmus con mejores notas (este año son 61 de los 162), Oviedo reparte un presupuesto de unos 185.000 euros entre todos (el año pasado les tocaron 30 euros mensuales a cada uno) y Murcia, entre 10 y 15. Distintos Ayuntamientos y entidades bancarias ofrecen asimismo complementos en distintos puntos de España.