Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación plantea el debate de pasar de becas a préstamos universitarios

La secretaria de Estado recuerda que el sistema actual ha crecido y supone un coste "muy elevado"

El ministro de Educación, Ignacio Wert, junto a la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio. Ampliar foto
El ministro de Educación, Ignacio Wert, junto a la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio.

La secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, ha resucitado este jueves un debate que aireó con cierta polémica hace dos años el ministro del ramo, José Ignacio Wert: el sistema de préstamos universitarios.

Gomendio ha afirmado en un desayuno informativo que el debate sobre la financiación universitaria "también incluye" si se debería de seguir "en un sistema de becas donde los estudiantes reciben unas cuantías importantes de dinero que luego no devuelven" o si se debería de "evolucionar hacia un sistema de becas". Su reflexión se basa, según ha indicado, en que el sistema universitario ha crecido exponencialmente en los últimos años y supone un coste "muy elevado". "No es cuestión de gratuito o no, sino de quién lo paga, cómo y cuándo", ha dicho. Horas después del encuentro informativo con Gomendio, un portavoz del Ministerio de Educación ha señalado que el gabinete de José Ignacio Wert "no plantea pasar del sistema de becas al de préstamos en la Universidad".

Este curso se han destinado 1.428 millones de euros a ayudas al estudio, un 21,21% más que el anterior. El número de beneficiarios universitarios asciende 322.000 estudiantes. España está a la cola de dinero destinado a ayudas universitarias. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), destina un 0,11% del PIB frente a la media del 0,29% de los países de la OCDE.

La secretaria de Estado se ha cuestionado el actual funcionamiento del sistema de becas donde los estudiantes "reciben cuantías importantes de dinero que no tienen que devolver".  Como ejemplo, ha hablado del sistema universitario británico, donde los estudiantes que han conseguido un empleo de más de 21.000 libras al año (26.250 euros), tienen que devolver en plazos el dinero prestado por el Gobierno. El sistema de tasas universitario de Inglaterra pasó a costar hasta 9.000 libras anuales (11.250 euros) en 2010.

Ese sistema de devolución chocaría ahora mismo en España con una de las tasas de paro más elevadas de Europa también entre los jóvenes universitarios. El 40% de los titulados de 20 a 24 años no tienen trabajo, un porcentaje que se sitúa en el 26,11% en la franja de 25 a 29 años, según datos del INE.

El portavoz socialista de Educación, Mario  Bedera, considera que el PP persigue que sólo vaya a la universidad quien la pueda pagar, ya que "ha rebajado el 30%" en los presupuestos en esta materia, ha subido las tasas y "ha endurecido" los requisitos para acceder a las ayudas.

Bedera ha pedido al Ministerio de Educación que aclare  "si se plantea pasar del sistema de becas al de prestamos en la universidad", una propuesta que, a su juicio, supondría "una voladura de igualdad de oportunidades".

El sindicato Comisiones Obreras ha reprochado a Gomendio en un comunicado la comparación con el modelo británico "que nada tiene que ver con la mayoría de los sistemas universitarios de la Unión Europea". CC OO recuerda que hay otros modelos, como el alemán, en el que las matrículas universitarias son gratuitas y la inversión en becas mucho mayor.

La Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP) ha recriminado al ministerio que plantee esa reflexión en una comparecencia de prensa y que siga sin convocar el Observatorio de Becas, creado en la última legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE). Un portavoz de la CREUP pide al ministerio que concrete la propuesta y señala que su asociación defiende que la política de becas no debe de ser sustituida por ningún otro modelo.

La secretaria de Estado ha manifestado también que el problema del sistema universitario español no radica en si existe un número demasiado elevado de centros, sino en que hay "un crecimiento exponencial de titulaciones" y que un 50% de los alumnos escogen la rama de las ciencias sociales y jurídicas y menos de un 6% ciencias. "Parte de la responsabilidad es nuestra porque, en este momento, no damos ninguna información a los estudiantes sobre el nivel de empleabilidad de las distintas carreras", ha reconocido.

Por ello, Gomendio ha defendido la importancia de que cuando los estudiantes elijan qué estudiar tengan en cuenta "esa información" porque los alumnos de ciencias sociales y jurídicas "se enfrentan a unas tasas de desempleo altísimas". Además, ha añadido que hay "una necesidad enorme" de estrechar los vínculos entre la universidad y la empresa y ha puesto como ejemplo el "éxito" de la Formación Profesional Dual.

Fe de errores

En una primera versión de este artículo se decía que Educación se plantea pasar del sistema de becas al de préstamos universitarios. En realidad, lo que la secretaria de Estado hizo fue plantear el debate.