La OMS declara emergencia de salud pública internacional por el ébola

La organización declara la emergencia mundial de salud pública

“Nuestra seguridad sanitaria depende de la ayuda que le demos a los países afectados”

Un cartel en el que se advierte a la población de los síntomas del ébola en Freetown, Sierra Leona, el 7 de agosto de 2014. Michael Duff (AP) | VÍDEO: ELPAÍS - LIVE!

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró ayer el brote de ébola en África occidental como una emergencia de salud pública internacional. “El brote se mueve más rápido de nuestra capacidad de control”, admitió la directora general de la OMS, Margaret Chan. El anuncio tiene implicaciones para los países afectados, a los que pide, entre otros aspectos, aplicar medidas de control en los vuelos y en la movilidad de la población. Pero también para el resto de estados, a los que se solicita ayuda: “Los países afectados no tienen la capacidad para enfrentarse a un brote de esta complejidad por sí solos”, comentó Chan, “nuestra seguridad sanitaria colectiva depende de apoyarlos a contenerlo”.

Desde el primer brote registrado de ébola (República Democrática del Congo, 1976), se han sucedido otros 25 episodios, incluido el actual, que afecta a Liberia, Guinea, Sierra Leona y Nigeria. Ninguno ha provocado tantos muertos (961 hasta ahora) ni se habían extendido por tantos países: selimitaban a un Estado.

Los nuevos casos muestran la expansión del patógeno. Entre el 2 y el 6 de agosto, la OMS ha contabilizado 176 contagios y 74 fallecidos. Ya se han registrado 1.779 afectados (incluidos probables o sospechosos) y pese a que la primera infección oficial es de marzo, el organismo internacional apunta a diciembre de 2013 como el inicio de la crisis al contemplar casos dudosos de entonces.

ampliar foto
Fuente: OMS y CDC

Es la tercera vez que se decreta una alerta de salud pública similar desde que en 2007 la OMS introdujo el nuevo reglamento de respuestas sanitarias. La primera fue en 2009 con ocasión de la pandemia de gripe A y la segunda, en mayo, ante la expansión de la polio en zonas de Asia y África.

“Es un llamamiento a la comunidad internacional con tres niveles de acción para coordinar la respuesta a mundial”, explica a EL PAÍS un portavoz de la OMS. El primer nivel hace referencia a los países afectados, a los que el organismo urge a activar los mecanismos de gestión de crisis nacionales y declarar el estado de emergencia, una medida que anunció ayer mismo el presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan.

Nigeria declara el estado de emergencia nacional por el virus

La iniciativa de la OMS también abre la posibilidad de aplicar cuarentenas en las zonas mas afectadas, por ejemplo las limítrofes entre Sierra Leona, Guinea y Liberia. Y, salvo repatriaciones, plantea que no puedan viajar ni pacientes contagiados (que deben ser aislados) ni personas que hayan tenido contacto con ellos hasta 21 días después de ser sometidos a vigilancia para asegurase de que no están infectados.

La OMS no prohibe ni los vuelos ni el comercio con los cuatro países africanos, aunque recomienda tomar medidas preventivas a quienes se acerquen a ellos. Sí pide establecer controles de salida en aeropuertos, puertos otros puntos de especial tránsito para evitar que salgan de los países viajeros con síntomas (en especial procesos febriles) para lo que reclama que se les someta a controles de temperatura.

España, Italia o Estados Unidos recomiendan no viajar a los países afectados por la epidemia. El Ministerio de Asuntos Exteriores incluyó ayer, además, a Mauritania. Por su parte, Sanidad anunció que supervisará a los viajeros de los vuelos de Nigeria, el único país afectado con conexión directa con España.

En un segundo nivel, la OMS se dirige también a los países lindantes a los afectados, a los que solicita extremar la vigilancia para evitar casos importados.

Según Médicos Sin Fronteras la respuesta “ha sido demasiado lenta”

El tercer nivel corresponde al resto de estados, a los que también les solicita que estén alerta por si tiene que detectar o gestionar contagios. Pero por encima de ello, les manda una petición de ayuda. “Pedimos a países, ONG o universidades enviar especialistas y recursos para combatir la epidemia”, comentó el portavoz de la OMS. La organización y los países afectados ya anunciaron la semana pasada un plan de 75 millones de euros frente al virus.

Horas después del llamamiento de la OMS, la Unión Europea (UE) hizo público que ampliará en ocho millones de euros (hasta los 11,9) los fondos destinados a contener la epidemia, y desplegará un laboratorio en Sierra Leona. La UE trasladó que la exposición de los países europeos al virus es “extremadamente baja”, informa Ignacio Fariza.

Mientras, se agilizan las medidas para contar con fármacos que combatan una enfermedad sin cura. El laboratorio canadiense Tekmira Pharmaceutical anunció ayer que tiene el permiso de EE UU para administrar un suero en desarrollo a personas infectadas. La autorización llega después de que dos estadounidenses afectados hayan sido tratados con otro fármaco experimental.

“Poner fin al brote llevará un tiempo, en el mejor de los casos de tres a seis meses, aunque estamos lejos de este escenario ideal”, comentó ayer el director del Centro de Control y Prevención de enfermedades (CDC) de Atlanta, Tom Frieden en una comparecencia en el Congreso. “Pero hemos acabado con episodios anteriores y podremos con este”, añadió.