Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer muere asesinada a tiros por su marido en un pueblo de Granada

El hombre intentó suicidarse con la misma escopeta con que mató a su pareja

Los agentes recogen pruebas este viernes en el lugar de Cúllar Baza (Granada) donde una mujer de 65 años ha sido asesinada por su pareja. Ampliar foto
Los agentes recogen pruebas este viernes en el lugar de Cúllar Baza (Granada) donde una mujer de 65 años ha sido asesinada por su pareja. EFE

Antonia L. B, de 65 años, ha sido asesinada en Cúllar Baza (Granada) supuestamente por su pareja, un hombre de 59 años que le disparó con una escopeta de caza y después intentó suicidarse. La Guardia Civil y los servicios de emergencia han informado de que los hechos ocurrieron a las 22.00 de ayer, cuando la pareja se encontraba sola en el domicilio conyugal, ubicado en Barranco Tercero, una de las calles más largas del municipio granadino.

El presunto agresor fue trasladado al hospital de Baza con una herida por arma de fuego en la cara. Las lesiones no son de gravedad y no se teme por su vida. La mujer fue también trasladada con varias heridas por arma de fuego al hospital de Baza. Con este asesinato, son ya 41 las mujeres muertas a manos de sus parejas o exparejas en lo que va de año, la cuarta parte de ellas en Andalucía.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha anunciado que convocará a partir de la próxima semana a los grupos parlamentarios, organizaciones sociales, empresariales y sindicales, así como a responsables de medios de comunicación para buscar un gran acuerdo social sobre el fenómeno de la violencia machista.

Según ha informado la Guardia Civil, los hechos ocurrieron en el barrio Barranco Tercero del municipio granadino, un lugar de casas cuevas (habitual en la orografía de los pueblos del norte de Granada) que fue recientemente rehabilitado por el Ayuntamiento.

Fue al parecer un familiar quien dio aviso del hallazgo del cuerpo malherido de la mujer y, junto al de ella, del de su pareja. La víctima, Antonia L.B., presentaba un solo disparo en el pecho que había sido supuestamente perpetrado con una escopeta de caza por el hombre, que al parecer intentó suicidarse después disparándose un tiro entre el cuello y la cara.

Los servicios sanitarios no pudieron hacer nada por reanimar a la mujer, que entró cadáver en el hospital de Baza, hasta donde también fue trasladado inicialmente el presunto agresor, que prestará declaración ante la Guardia Civil cuando su estado se lo permita.

Ni a la Guardia Civil, ni al Ayuntamiento ni a la Junta de Andalucía les consta la existencia de denuncia previa por maltrato entre la pareja, que era muy conocida en Cúllar, un pueblo del norte de la provincia de Granada de unos 5.000 habitantes que, "consternado" por el suceso, ha decretado tres días de luto oficial, ha indicado a Efe el alcalde, Pedro Garijo.

Tampoco los servicios sociales municipales tienen registrada solicitud de ayuda de ningún tipo por parte de la víctima, que tiene una hija mayor de edad de una relación anterior.

Tanto la mujer como su presunto agresor, que según una vecina llevaban veinte años casados, son "de toda la vida" de Cúllar.

Él, dedicado al parecer a labores agrícolas y de albañilería, es en concreto de un anejo cercano, y ella del municipio, donde su hermano tiene un local de comida a domicilio, según el alcalde.

"A nadie constaba que hubiera una mala relación anterior, de hecho la semana pasada fueron vistos en las fiestas patronales como siempre se les ha visto", ha explicado el alcalde.

Tampoco los vecinos se explican lo ocurrido: uno de ellos ha relatado a los periodistas que coincidió ayer tarde con el presunto agresor en un bar del pueblo y que lo encontró "normal", mientras que otra conocida ha resaltado la "simpatía y alegría" de la víctima, que formaba, dice, una pareja aparentemente "bien avenida".

Este último caso de violencia machista, que ha llevado al Ayuntamiento de Cúllar a celebrar un pleno extraordinario y una concentración de repulsa a la que se han sumado otras instituciones como la Diputación y el Ayuntamiento de Granada, ha suscitado la reacción de la clase política.

El PSOE ha pedido al Gobierno que "deje de perder tiempo y empiece a actuar ya" para atajar este problema, mientras que la consejera andaluza de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez, ha lamentado que los casos de violencia de género se estén convirtiendo en un "terrorismo machista" que hay que resolver.