Mato plantea adaptar la ley de violencia de género a las nuevas circunstancias

La ministra propone a los partidos una reformulación de la norma aprobada en 2004

Ana Mato, esta tarde en el Senado.

Ana Mato propone este miércoles a los grupos parlamentarios revisar la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género para adaptarla a la realidad actual. Lo anunció ayer en el Senado, durante su intervención en respuesta a una interpelación de CiU, y lo ha vuelto a plantear esta mañana en el Congreso en una nueva comparecencia para responder a otra interpelación del PSOE. La ministra ha convocado esta tarde a representantes de todos los grupos parlamentarios para escuchar sus propuestas y analizar cómo se puede mejorar la norma, teniendo en cuenta que se aprobó hace 10 años y que el maltrato, tal como reconoció la ministra ayer en el Senado, sigue siendo "una asignatura pendiente de la sociedad española". Su objetivo, ha asegurado, es lograr el mismo consenso que se consiguió hace diez años para ver qué cambios se han producido y realizar las modificaciones necesarias.

La portavoz socialista de Igualdad, Carmen Montón, ha calificado esta propuesta de mero gesto que solo busca un titular. "El Gobierno tiene que ponerse a trabajar ya, no entretenerse en teorías que no van a conducir a nada porque la Legislatura se acaba y no va a tener tiempo suficiente para cambiar la ley. En lugar de actuar y desarrollar la norma, prefiere dar el gran titular mientras recorta el dinero para luchar contra el machismo y desmantela los cimientos de la lucha contra la violencia de género desde otros ministerios", ha respondido Montón a la propuesta de Mato. "No solo el recorte en el presupuesto [se ha reducido un 28% desde que el PP llegó al poder] demuestra la política de brazos caídos del Gobierno en este asunto, la eliminación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, las modificaciones que está preparando en el Código Penal que van en contra de las mujeres y la reforma de la Administración local, que va a alejar de las mujeres los primeros servicios a los que puede acudir", ha advertido Montón.

La portavoz socialista ha afirmado que la situación actual, después de un trágico mes de agosto en el que se han registrado ocho asesinatos machistas, la cifra más alta de los últimos años durante este mes, "no se arregla en una reunión de una hora y una foto, teniendo en cuenta además que todas las propuestas que hemos hecho hasta ahora han sido rechazadas sistemáticamente". Montón asegura que este "desinterés del Gobierno" está llevando a un claro retroceso en la lucha contra la violencia machista. "Están subiendo las cifras de asesinatos, mientras las denuncias disminuyen, se reducen las órdenes de protección y sube el número de mujeres asesinadas que habían denunciado", recuerda. Según el Observatorio contra la Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial, el número de denuncias ha bajado de 142.125 en 2008 a 124.893 en 2013 y el porcentaje de mujeres asesinadas que habían denunciado ha pasado del 20% en los últimos años al 27% en lo que va de 2014.

ampliar foto
VÍCTIMAS POR VIOLENCIA DE GÉNERO 

Mato ha rechazado estas acusaciones y ha repasado algunas actuaciones de su mandato y ha subrayado que los tres objetivos prioritarios de su trabajo: conseguir que toda situación de maltrato sea denunciada, endurecer las penas a los maltratadores y garantizar protección a todas las mujeres que denuncien. La ministra ha recordado que están en marcha medidas como el nuevo protocolo de coordinación entre los juzgados y la policía para agilizar la protección de las mujeres que denuncian, la actualización del cuestionario de evaluación de riesgo de las víctimas para que sea más preciso, los programas de empleo, la reforma de la legislación de protección a los menores para incluirlos como víctimas directas de la violencia machista y el aumento en un 7,5% la partida destinada a las comunidades autónomas para programas contra la violencia machista.

Ayer, en su interpelación en la Cámara alta, la senadora de CiU Coralí Cunyat también criticó como los recortes en la partida presupuestaria y la reforma de la Administración local, y pidió una actuación más contundente del Gobierno.

Ascensión de las Heras, la diputada que representará al grupo de La Izquierda Plural en la reunión con Mato, subraya que si no se aumenta el presupuesto, la ley y todas las medidas que se tomen no sirven de nada. "No basta con anunciar medidas, hay que implementarlas económicamente para que funcionen. Tampoco se está invirtiendo en formación ni en sensibilización, y muchos de los instrumentos legales que prevé la ley están sin desarrollar porque no hay dinero", apunta.

Aumentan las renuncias a declarar contra el maltratado

Los casos de violencia machista en los que el fiscal se ve obligado retirar la acusación porque la mujer se niega a declarar contra su marido maltratador han aumentado un 36,6% desde 2007 y ya suponen más de la mitad (56,8%) de las causas de retirada de los cargos en este tipo de procedimientos, según detalló ayer en su memoria anual la fiscal de sala coordinadora de violencia sobre la mujer.

El documento advierte del “grave problema” que plantea el derecho de dispensa recogido en el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, es decir, la posibilidad que tiene toda mujer de no declarar contra su marido, aunque él sea el maltratador y ella la víctima. Ello “impide la posibilidad, en muchos procedimientos, de probar los hechos por los que el fiscal inicialmente sostenía acusación, abocándole a retirarla al no poder utilizar como prueba de cargo el testimonio de la víctima".

La Fiscalía también subraya que los casos en los que se denuncia en falso son absoluta minoría en este ámbito. En el año 2012 se interpusieron 128.543 denuncias y se incoaron 32 procedimientos por denuncia falsa, es decir el 0,0038% del total. "El escasísimo porcentaje de causas incoadas cada año por delito de acusación y denuncia falsa en relación al número de denuncias por violencia sobre la mujer interpuestas que supone es suficientemente elocuente para rebatir las voces que se alzan en torno a la existencia de 'denuncias falsas'", explica el informe.

Desde el año 2009 sólo se han dictado 24 condenas por denuncia falsa, es decir, el 0,0045% del más de medio millón de denuncias presentadas en este periodo y, en la mitad de los casos, se condenó a la mujer con su conformidad.

En este sentido, la Fiscalía alerta de un fenómeno que se está observando "últimamente" en los Recursos de Revisión ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo. Un condenado en firme por malos tratos se querella contra la víctima alegando que la base única de su sentencia fue la denuncia y declaración de ella. La mujer presta conformidad y acaba condenada.