La tasa de abandono educativo temprano baja al 22,7% en España

La media española de alumnos que se van tras la enseñanza obligatoria dobla a la de Europa

Más de 790.000 estudiantes se matriculan en Formación Profesional

Alumno de Formación Profesional en un instituto madrileño.

La tasa de abandono educativo temprano ha bajado cuatro puntos en España en tres años. El último dato disponible sitúa esta tasa en el 22, 7% en los primeros meses de 2014, según los datos facilitados este jueves por la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio.La cifra mejora pero pero sigue siendo la peor de la UE.

De hecho, España dobla la media de la Unión Europea (11%) en esta tasa que mide el porcentaje de alumnos que dejan los estudios tras acabar la enseñanza obligatoria. Gomendio ha señalado que está subiendo de manera "sustancial"  la matriculación en la Formación Profesional (FP) en los últimos dos años. El Ministerio de Educación estima un salto de 610.860 alumnos matriculados en el curso 2011-2012 a 793.034 en que empieza ahora, casi un 30% más.

Gomendio ha señalado que el abandono educativo es la "ineficiencia más importante" del sistema educativo español, si bien ha mejorado en los dos últimos años. La secretaria de Estado considera que lo "particularmente sangrante" de este dato es que está relacionado con los alumnos de entornos económicos "más desfavorecidos".

 El Ministerio considera que la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) va a "dinamizar y modernizar" la Formación Profesional para combatir la tasa de abandono. La conocida como Ley Wert llega este año a las aulas en los cursos impares de primaria (primero, tercero y quinto) y en la Formación Profesional Básica, que sustituye a los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI), dirigidos a aquellos estudiantes con más dificultades para acabar la enseñanza obligatoria.

La secretaria de Estado ha vinculado la bajada de 3,8 puntos del abandono al aumento de la matriculación en la Formación Profesional y no con la crisis. Gomendio sostiene que "el mensaje" del actual ministerio "ha calado en las familias" por su "potentísimo valor como vía de acceso al mercado laboral".

Los directores de instituto, sin embargo, vinculan esta evolución directamente con la crisis como ya hicieorn los distintos expertos consultados sobre este periódico para explicar por qué había aumentado el porcentaje de ninis (jóvenes de 15a 29 años que ni estudian ni trabajan), según los últimos datos de la OCDE. "Todo está relacionado con la crisis y con el paro. La explicación es que, como no hay trabajo, la gente estudia más", señala Alberto Arriazu, presidente de Fedadi, la federación de asociaciones de directores de instituto.

Arriazu sostiene, además, que la Formación Profesional Básica que pondrá en marcha el Ministerio este curso "no ayudará necesariamente" ni a mejorar el abandono ni a mejorar las posibilidades laborales de sus alumnos. "Los titulados de la FP básica obtienen una cualificación muy baja que provocará que tengan muchas dificultades para encontrar un empleo".