Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Congreso insta por unanimidad al Gobierno a facilitar el asilo a los gais

La ley de 2009, que incluye la persecución por "orientación sexual", no se ha aplicado nunca

La Comisión de Exteriores del Congreso acordó este miércoles, por unanimidad, instar al Gobierno a facilitar la concesión de asilo a lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB) perseguidos en sus países de origen por razón de su orientación sexual y que se encuentren en España. En más de 75 países la homosexualidad es delito y en siete se castiga con la muerte.

La ley de Asilo y Refugio de 2009 ya permite que puedan acogerse a ella quienes sean perseguidos por su “orientación sexual”, pero esta previsión no se ha aplicado en ningún caso, a pesar de que se han presentado casi 300 solicitudes, según la diputada socialista Delia Blanco.

El acuerdo del Congreso fue fruto de una ardua negociación a partir de dos iniciativas: una del PSOE, que denunciaba la persecución de los homosexuales en Rusia; y otra de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), que condenaba las leyes homófobas en países como Uganda.

El PP rechaza que se suspenda la cooperación con los países que mantengan leyes homófobas

El Grupo Popular, en contacto con Exteriores e Interior, acabó aceptándolas, tras limar sus aspectos más conflictivos, como la mención a países africanos concretos —en un momento en que España pelea cada voto en la ONU para entrar en el Consejo de Seguridad— o la exigencia de UPyD de que se estudie suspender la cooperación con países que mantengan legislaciones discriminatorias u homófobas. Irene Lozano recordó que Suecia han suspendido su ayuda financiera a Uganda después de que dicho país aprobara una ley —anulada por defecto de forma por el Tribunal Constitucional local— que criminaliza la homosexualidad y Dinamarca, Noruega y Holanda han amenazado con hacerlo.

No obstante, el PP sí aceptó “recordar al Gobierno ruso su responsabilidad” de investigar y perseguir las agresiones contra miembros del colectivo LGTB por parte de grupos neonazis y solicitar al Consejo de Europa que analice si la llamada ley contra la propaganda homosexual de Putin fomenta la discriminación. En el trasforndo de la iniciativa sobre Rusia está el malestar de los colectivos LGTB por la decisión del Congreso de aceptar que el nuevo convenio de adopción con Moscú excluya a las parejas no tradicionales. Fuentes del PSOE alegaron que era necesario desbloquear la situación de 160 parejas españolas pendientes de adopción.