Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una vacuna contra el Ébola, probada con éxito en monos

Según sus descubridores, podría salvar al 80% de los enfermos

Una investigación dirigida por médicos del Ejército estadounidense y científicos canadienses ha dado esperanzas para hallar una vacuna efectiva contra el Ébola y las fiebres hemorrágicas del Marburg, que ha dejado ya más de 300 muertos en Angola. El remedio ha sido probado con éxito en monos, tal y como publicó ayer la revista Nature Medicine.

El éxito de este experimento resulta "prometedor" a la hora de desarrollar futuras vacunas contra estos agentes patógenos agresivos y podría igualmente ser aplicado a otros virus mortales, emergentes o reemergentes, según estiman los investigadores.

Para el experimento se inyectó por vía intramuscular la nueva vacuna del Ébola a seis macacos y la del Marburg a otros seis. Ninguno mostró reacciones indeseables (como fiebre etc). 28 días después los animales recibieron una dosis masiva del virus contra el que habían sido vacunados. Ninguno desarrolló la enfermedad.

Los científicos adaptaron un virus modificado de la estomatita versiculosa, una enfermedad animal que rara vez afecta al hombre, y lo utilizaron como vector (transportador) de proteínas de los virus del Ébola y del Marburg.

90% de mortalidad

Los médicos no cuentan hasta ahora con ningún remedio para frenar estas dos enfermedades. Otro modelo de vacuna ha sido probado ya en animales y empezará a aplicarse en breve a humanos. Sin embargo, como entre el 40 y el 60% de la población está ya inmunizada contra el vector viral utilizado su eficacia podría ser limitada.

Tanto el Ébola como el Marburg producen fiebres y hemorragias internas y externas que acaban con la vida del 90% de quienes las sufren. El modo de contagio entre humanos también es similar, a través de contacto con sangre y otras secreciones (orina, esperma). Este avance médico podría contribuir a frenar el avance de ambas enfermedades, que han causado auténticos estragos en África Central.

Llevará sin embargo unos seis años completar esta investigación y comprobar que las vacunas son seguras y efectivas, según ha reconocido Seteven Jones, científico canadiense que ha participado en el experimento. Sin embargo, Jones es optimista. "Las estadísticas sugieren que en vez del 100% de enfermos que mueren hoy podrían salvarse el 80%", ha asegurado a los periodistas.