Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere una de las linces fundadoras del programa de cría en cautividad

'Morena' fallece a los 20 años, récord de longevidad

La lince Morena murió el pasado 1 de junio en el Centro de Cría en Cautividad de El Acebuche, en Doñana, a los 20 años, un récord de longevidad en esta especie. Los cuidadores tuvieron que practicarle la eutanasia ya que presentaba evidentes síntomas de deterioro físico y dolores intensos. Morena fue uno de los ejemplares fundadores del programa de cría, según informaron ayer los responsables de este plan.

No se conocía ningún animal de esta especie que haya sobrevivido más de 13 años, según el Programa de Cría en Cautividad Ex Situ . Morena fue encontrada siendo aún un cachorro en las inmediaciones del embalse del Encinarejo, en Andújar (Jaén) y permaneció desde entonces en cautividad. Fue criada en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de Quiebrajano, en Jaén, y trasladada en abril de 1991 a unas instalaciones existentes en la Estación Biológica de Doñana (EBD,CSIC), donde ya se albergaba a otros ejemplares. Fue en noviembre de 1992, tras la inauguración del Centro Experimental de Cría en Cautividad del Lince Ibérico de El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana, cuando Morena fue trasladada a la que sería su casa definitiva durante 18 años.

Morena no ha podido tener descendencia por la ausencia de machos óptimos durante su edad fértil. A pesar de no ser un ejemplar reproductor, ejerció durante sus últimos años un rol muy importante como nodriza de los ejemplares más nerviosos que ingresaban en el Programa de Conservación Ex-situ. En los últimos años, ya padecía los problemas comunes de un animal de avanzada edad.

Según Ex situ, la lince muerta "ha sido y será un símbolo de la conservación del Lince Ibérico". Su conducta salvaje y su buen estado físico la convirtieron en la protagonista de numerosas filmaciones y fotografías que permitieron sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad e importancia de recuperar a este hermoso felino, que desaparecía de nuestros montes a una velocidad vertiginosa, añaden los responsables del programa de cría.

Su rostro es símbolo de numerosas organizaciones y muchas de sus fotografías han dado la vuelta al mundo en innumerables ocasiones. Incluso en este último año, una imagen de Morena se ha convertido en portada del informe Wildlife in a changing world publicado por la IUCN , donde Morena aparece simulando salir de una niebla oscura, representando la esperanza y el esfuerzo de sacar al Lince ibérico de la oscuridad que supone la extinción.

Sus cuidadores publicaron ayer una nota con los datos de este ejemplar como homenaje y satisfechos de haber cumplido el "compromiso adquirido de asegurarle la máxima calidad de vida durante el mayor número de años posibles y, en el momento que esta calidad no existiese, otorgarle el final tranquilo y digno que merece un ejemplar insustituible".