Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un lince nacido en cautividad muere tras ser intervenido

El ejemplar murió cuando se recuperaba de la operación

Un lince de un año del centro de cría en cautividad de El Acebuche, llamado Fuego, falleció el 26 de mayo tras ser sometido a una intervención quirúrgica de emergencia. La operación se programó al diagnosticarse en esa misma mañana la fractura de tibia y peroné de su extremidad posterior derecha, informa el Programa de Conservación Ex-situ del Lince Ibérico .

Durante todo el procedimiento quirúrgico, de unas cinco horas de duración, el animal se mantuvo estable y no se presentaron anomalías, pero al finalizar la intervención y, cuando el ejemplar comenzaba a recuperarse de la anestesia, entró en parada cardiorespiratoria y falleció a pesar de los intentos por reanimarlo.

En marzo de este mismo año Fuego ya tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para practicarle una artroplastia de la cabeza del fémur de la extremidad posterior izquierda al detectarse una necrosis que le producía dolor y le causaba cojera. Esta primera intervención, realizada en marzo de 2010, finalizó con éxito. El animal se encontraba aún en proceso de recuperación, pero la aparición de una nueva cojera en la extremidad opuesta a la intervenida, puso en alerta a los técnicos del centro de El Acebuche que procedieron a realizar un nuevo examen el pasado miércoles 26 de mayo, donde se diagnosticó la fractura de tibia y peroné de la extremidad posterior derecha.

Se está a la espera de los resultados de la necropsia para poder dilucidar la posible causa de la muerte y del posible origen de las anomalías aparecidas en las extremidades de este ejemplar ya que ningún momento se ha observado algún tipo de trauma o contusión que le hayan podido ocasionar estas fracturas y problemas óseos. Estos ejemplares están sometidos a vigilancia 24 horas con grabación continua de imágenes.

Al igual que en humanos cualquier procedimiento anestésico lleva asociado un riesgo de muerte que es mayor en ejemplares enfermos o debilitados. Fuego era un ejemplar joven y aparentemente sano salvo por las lesiones en sus extremidades.