Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los recortes en educación

Botella: "Los funcionarios del Ayuntamiento trabajan más que los profesores"

El convenio de los trabajadores municipales contempla una jornada semanal de 35 horas, dos horas y media menos de las que cumplen los docentes de la región

La teniente de alcalde, Ana Botella, se ha sumado esta mañana a la polémica generada por las últimas medidas educativas del Gobierno de Esperanza Aguirre. Como sus compañeros de partido, Botella ha intentado centrar el debate en las quejas de los profesores por tener que trabajar dos horas lectivas más. "Los funcionarios del Ayuntamiento de Madrid trabajan muchísimas más horas", ha dicho. No obstante, el convenio que rige las relaciones laborales de los trabajadores municipales de la capital contempla una jornada laboral de 35 horas semanales, dos horas y media menos de las que prestan los profesores de la región.

El convenio laboral del Ayuntamiento contempla 1.442 horas laborales al año, es decir, 35 semanales, excepto en el caso de los policías municipales, que tienen jornadas de ocho horas pero se les compensa por ello, según ha explicado a este periódico el secretario de la sección sindical de UGT en el Ayuntamiento, Luis Miguel López Reillo. El desliz de Botella tal vez se origine en lo que se conoce como productividad, una modalidad de horas extra que hace que los jefes (de departamento, de servicio, subdirectores, etc.) y sus secretarias trabajen cuatro horas más a la semana de las que contempla el convenio. Por ello se les compensa también de forma extraordinaria, aunque en menor cuantía que si fueran horas extra (alrededor de un 30%, según Reillo), que además están limitadas por convenio a 80 al año.

El vicepresidente regional, Ignacio González, también ha criticado las protestas de los profesores y ha señalado que nada justifica una huelga "política, irracional y absurda", en referencia a los paros anunciados por los sindicatos de enseñanza para el 14 de septiembre, primer día de curso en la Comunidad. González ha adelantado que el Ejecutivo regional no va a "rectificar nada" y que su postura es "inamovible".

Sobre la supresión de 3.200 puestos de interinos, el vicepresidente de la Comunidad ha dicho: "Aquí no se ha echado a nadie ni se cesa a nadie; eso es absolutamente falso". Ha añadido que se seguirán contratando profesores cuando sea necesario o en casos puntuales como bajas. "Lo que no se va a hacer es programar ya anticipadamente, teniendo el número de profesores suficiente, una serie de gastos de personal que no son necesarios", ha recalcado.

La semana pasada Aguirre dijo sobre el tema que "la mayoría de los madrileños trabaja más de 20 horas" y el presidente del PP, Mariano Rajoy, también anotó ayer que este incremento no tiene por qué afectar "en absoluto a la calidad de la educación".

Los docentes han repetido en numerosas ocasiones que su mayor problema es la reducción de las plantillas derivada del aumento del horario laboral, no el tener que dar dos horas más de clase. Los sindicatos aseguran que el recorte será de 3.200 profesores este curso, que afectará principalmente a interinos.

Botella ha reiterado que admira "más que nadie" a los profesores y que son lo más importante que tiene una sociedad pero que "tienen un margen para aumentar ese número de horas", después de que la Comunidad de Madrid haya decidido aumentar, de 18 a 20, las horas lectivas de los docentes de secundaria.

"Creo que es necesario para todos, es algo evidente que todos vamos a tener que reajustar nuestro sistema de vida", ha señalado la delegada de Medio Ambiente durante una visita a las zonas de parques infantiles del distrito madrileño de Tetuán. Botella ha añadido, además, que "los españoles que estén observando este debate les van a parecer muy bien las medidas de la Comunidad de Madrid porque no afecta a la calidad de la enseñanza".

"Todas las administraciones están reajustando, no queda más remedio que cambiar condiciones laborales, estamos en un momento de cambio en la sociedad española", ha dicho la delegada.