Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así sufre la ciencia el peor hachazo

La investigación sufre un recorte del 25% frente al 17% de otras partidas

Científicos sin contrato, programas suspendidos... Este es el negro panorama tras el hachazo

Un científico que no logra un contrato para seguir siéndolo; un laboratorio no puede renovar sus equipos de microscopia para obtener resultados de su ciencia a la altura de sus competidores internacionales; un centro tecnológico que cierra ahogado por las deudas de su comunidad autónoma; un instituto que tiene el dinero justo para pagar la factura de la luz de sus instalaciones y poco más; un equipo universitario que no puede renovar su personal ni financiar su investigación porque hay menos dinero destinado a proyectos competitivos. Los recortes presupuestarios llegan antes o después a todos los rincones del sistema de I+D+i, un sistema que tiene obligatoriamente que mirar a medio y largo plazo y en el que la precariedad, los daños, producen atraso y tardan mucho en repararse, advierten, con profunda preocupación, todos los expertos. No se puede interrumpir ahora una investigación y pensar que se puede retomar en un par de años en el punto abandonado, añaden.

En los Presupuestos elaborados por el Gobierno para 2012, las partidas dedicadas a I+D+i se reducen en un 25,5% respecto al año pasado, lo que significa 2.192 millones de euros menos en 2012 que en 2011. Es una caída muy superior a la media del 16,9% de la Administración del Estado. Y ello a pesar de que los Gobiernos (este y los pasados) afirman que la I+D es estratégica para salir de la crisis y avanzar hacia una economía basada en la tecnología y la innovación.

La investigación española ya es veterana en afrontar escasez de financiación tras los recortes de los últimos años. Llueve sobre mojado cuando la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela (Ministerio de Economía y Competitividad), anuncia, por ejemplo, que este año habrá solo 340 contratos para investigadores de los programas Ramón y Cajal y Juan de la Cierva, frente a los 600 de 2011. O cuando los Presupuestos del Estado indican un recorte de casi un 30% en la partida que incluye la financiación, en régimen competitivo y tras rigurosa evaluación, de los proyectos de investigación del Plan Nacional, que es el eje esencial del sistema español de I+D+i.

“Estamos ante el mayor recorte en I+D desde que se puso en marcha el sistema con la anterior Ley de la Ciencia, en 1986, y arrancaron los planes nacionales, en 1988”, denuncia la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce).

“Si se recorta más habrá que cerrar”

JOAQUÍN CASARIEGO | Plataforma Española de Ensayos Clínicos

“Hemos llenado los centros de investigación de funcionarios”

PERE PUIGDOMÈNECH | Director del centro de Agrogenómica

"La empresa no puede absorberlo todo"

XAVIER GIL |  Especialista en ingeniería biomédica

"No podemos contratar personal sin la autorización de Hacienda"

PABLO MENÉNDEZ | Investigador biomédico

“Los investigadores en otros países nos pisan el terreno”

AIZA MORALES | Investigadora del Instituto Cajal de Neurociencias

Más información