Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Madrid retira el concierto a los centros de FP de Grado Superior

Las patronales alertan de que los alumnos tendrán que pagar unos 200 euros al mes

Miles de estudiantes se quedan cada año sin la plaza solicitada

Ampliar foto
Un estudiante trabaja durante la 34 edición de las Olimpiadas de la Formación Profesional.

La Formación Profesional de Grado Superior no tendrá subvención en Madrid. El Gobierno regional de Ignacio González ha retirado el concierto al medio centenar de centros concertados que imparten estas enseñanzas y en los que estudian 6.500 alumnos, según la estimación oficial. Es la primera comunidad autónoma que da ese paso en un contexto nacional en el que se ha disparado la demanda —con un 35% más de matrícula desde 2008— y con una oferta que sigue siendo insuficiente frente al paro. Miles de aspirantes (hasta 40.000, según estimaciones correspondientes a 2010) no consiguen una plaza.

La medida se implantará en los próximos dos cursos. Las patronales madrileñas del sector alertan de que el coste que deja de asumir la Administración —26 millones de euros anuales de los 55 destinados a financiar la FP concertada, según datos oficiales— lo tendrán que soportar los alumnos, que ahora pagan 360 euros al año en concepto de matrícula. “Si retiran o reducen el dinero, habrá que cobrar a los estudiantes el dinero que falta y eso supone más de 200 euros al mes”, señala Alfonso Aguiló, de AMEPE. Madrid concentra el 50% de la oferta de la Formación Profesional concertada junto con País Vasco, Cataluña y Comunidad Valenciana.

Los sindicatos temen que la medida suponga el despido de entre 500 y 600 profesores y alertan de que este puede ser un primer paso para eliminar las subvenciones en otros ciclos no obligatorios. “Uno de los argumentos es que no hay dinero, por lo que también pueden acabar retirando otros conciertos”, señala Miguel Muñiz, de FSIE.

Unos y otros denuncian que esta decisión supone el “desmantelamiento” de la oferta concertada, que tendrán que asumir los centros públicos, saturados desde hace años. Unos 17.000 estudiantes de Madrid se han quedado sin plaza en FP, según las estimaciones de CC OO. España, que sufre un 55% de paro juvenil, ha ganado 165.000 alumnos en estos ciclos desde que empezó la crisis.

La consejería madrileña de Educación defiende que la retirada de fondos se debe a un cambio de modelo, un salto en la extensión de la FP dual, importado de Alemania, que experimentan distintas comunidades autónomas en los últimos meses. El sistema combina enseñanza en las aulas y prácticas remuneradas en empresas. Pero la consejería madrileña no aclara cómo se va a financiar esa nueva apuesta a la que alude. “Se sabrá cuando se apruebe el decreto que se está elaborando”, señala un portavoz de ese departamento.

Desde el pasado viernes, responsables de la Administración educativa madrileña mantienen reuniones a cuentagotas con directores de centros concertados de FP en las que han planteado dos propuestas distintas. En los primeros encuentros, el pasado viernes, les comunicaron que solo recibirían el 40% de la financiación —que se corresponde con los gastos anuales de mantenimiento del aula y de 1,5 profesores—. En las convocatorias del lunes, según distintas fuentes consultadas, los portavoces de Educación anunciaron que se retirarían todos los fondos.

Los afectados no creen que sus centros sobrevivan con ese recorte y rechazan que la implantación de la FP dual se pueda generalizar de una forma tan extensa de un curso para otro. En España hay casi 2.000 estudiantes de la dual, con 500 empresas participantes frente a las 460.000 que colaboran en Alemania, informa Marta Castro. Las patronales educativas no ven posible un cambio tan drástico para 6. 500 alumnos y creen que las empresas españolas no pueden asumir la formación de los estudiantes actualmente.

Ni siquiera lo ve claro la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). “El perfil de la empresa española es diferente a la alemana. Nuestro tejido industrial es un 98% de pymes, a las que les va a ser difícil asumir el coste por alumno”, según Javier Calderón, gerente de Formación de la patronal. [...]

Más información