Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La ciencia española está “de luto”

Los investigadores, con sus reivindicaciones sobre la situación crítica de la I+D por los recortes y la fuga de cerebros, recuerdan a Santiago Ramón y Cajal en el 79 aniversario de su muerte

 VÍDEO: ATLAS

Con brazaletes negros o vestidos de luto para la ocasión, centenares de científicos han expresado este jueves sus protestas y reivindicaciones para sacar al sistema de I+D español de la situación crítica en que se encuentra por los recortes presupuestarios y la fuga de cerebros. Por la mañana se han celebrado concentraciones ante centros de investigación y universidades de varias autonomías, en las que han participado centenares de investigadores, aunque los organizadores no tenían este jueves aún cifras de participación. La jornada ha sido convocada por el colectivo Carta por la Ciencia justo en el aniversario de la muerte de Santiago Ramón y Cajal, hace 79 años, y ha culminado en un acto celebrado esta tarde en el salón que lleva el nombre del Nobel español en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Rectores, profesores de investigación, catedráticos, científicos con contrato Ramón y Cajal, técnicos de laboratorio y becarios han ido subiendo al escenario para leer cada uno un fragmento de reflexiones del histórico médico español acerca de la falsa distinción entre ciencia pura y ciencia aplicada, sobre “el científico como patriota del laboratorio”, de la grandeza de los países derivada de la ciencia o contra la fuga de cerebros.

“La ciencia, lamentablemente, está de luto”, ha dicho el rector de la Complutense, José Carrillo, al comenzar el acto en el gran auditorio. Rafael Garesse, portavoz de I+D de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) ha recordado que “el motor del desarrollo de un país está en la investigación y la innovación que sea capaz de poner en marcha” y ha recordado que uno de los factores a los que la crisis está afectando profundamente es precisamente a ese motor necesario para salir de la crisis. En el acto, ha destacado la presencia de los representantes de las seis universidades públicas madrileñas.

Durante todo el acto se han proyectado las imágenes de las múltiples concentraciones de la mañana con pancartas: “Con I+D sí hay futuro”, “R.I.P. por la ciencia”, “Sin ciencia no hay futuro: por una investigación pública”, “La recerca y el desenvolupament: R.I.P.”, “Loito pola ciencia”, etcétera.

Tras la lectura de los textos de Ramón y Cajal, en nombre de la Conferencia de Rectores de las Universidades de Madrid (CRUMA), su presidente Fernando Galván, rector de la Universidad de Alcalá, ha reivindicado “un modelo de financiación y sostenibilidad de la universidad pública”, destacando que se trata de un factor crucial para la investigación. “No puede tolerarse que muchos estudiantes no puedan acceder a la universidad por motivos económicos”, ha recalcado. También ha reclamado que se elimine la tasa de reposición del 10% para la contratación y plazas en la universidad y el ámbito de I+D, porque dicha medida “conlleva el exilio de nuestro jóvenes más capacitados”. Ha recordado que la Comunidad de Madrid tiene una deuda de 500 millones de euros con sus universidades públicas, deuda que las estrangula.

Además de la notable presencia de autoridades universitarias, han asistido al acto investigadores, representantes políticos (PSOE y UPyD), así como los sindicatos CC OO y UGT y las plataformas integradas en la Carta por la Ciencia. En nombre de este colectivo, Carlos Andradas, presidente de la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), ha denunciado “los brutales recortes presupuestarios” que está sufriendo tanto la universidad como la I+D. De cara a 2014, ha dicho, los “presupuestos que se han presentado son un calco de los de este año, y ya sabéis cómo estamos”.

Los integrantes de la Carta por la Ciencia, que ya habían presentado sus reivindicaciones a los grupos parlamentarios antes de la propuesta presupuestaria del Gobierno, están pendientes ahora del consiguiente debate parlamentario con el objetivo de que se presenten enmiendas concretas, ha explicado Andradas. El primer punto es la recuperación del Fondo Nacional, con el que se financian los proyectos de investigación competitivos y los contratos: en 2013, dicho fondo tenía presupuestados 273 millones de euros, “aproximadamente la mitad que hace cuatro años”, ha señalado Andradas, y para 2014 son 283 millones. El segundo punto para las enmiendas es recuperar también los presupuestos de los Organismos Públicos de Investigación, como el CSIC. El tercero es la eliminación de la tasa de reposición del 10%, “que está provocando una sangría en el tejido humano de la investigación del que tardaremos muchos años en recuperarnos”. Por último, ha reivindicado la creación de la Agencia Estatal de Investigación.

Ha cerrado el acto Carrillo, también denunciando la fuga de cerebros y la incongruencia que supone: “Formar a un investigador cuesta entre 300.000 y 400.000 euros y, cuando está formado, lo echamos del sistema y se va a trabajar a Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania…”. “Un país que se permite perder a sus mejores y más brillantes jóvenes investigadores está condenado a la mediocridad”, ha dicho el rector de la Complutense denunciando como responsable de ello a la política que se está haciendo. También ha destacado la importancia de mostrar a la sociedad que estas reivindicaciones de los científicos no son por sus propios salarios o posiciones, “sino por el futuro precisamente de la sociedad”.

Más información