Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas reitera que el riesgo de la UE ante el ébola es “extremadamente bajo”

La Comisión cree que, si el virus se propagase, Europa estaría "preparada para hacerle frente"

Bruselas no teme una propagación del ébola en la UE. El comisario europeo de Salud, el maltés Tonio Borg, ha recordado este viernes que la exposición de los países europeos al virus es "extremadamente baja" y ha señalado que, en el "improbable" caso de que el virus alcanzara a los Veintiocho, los Estados miembros estarían "preparados para hacerle frente". El comunicado del Ejecutivo comunitario llega horas después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarase el último brote de la enfermedad "emergencia de salud pública" internacional. El ébola deja ya 961 fallecidos en África Occidental, según las últimas cifras de la OMS.

"El riesgo en los países de la UE es extremadamente bajo", señala Borg en la nota. La Comisión Europea ofrece dos motivos que refuerzan su planteamiento: el escaso flujo de personas entre los países afectados y la Unión y la forma de contagio del virus, únicamente a través del contacto directo con fluidos corporales de un paciente enfermo. El responsable de Salud también destaca los "elevados" estándares de atención médica y preventiva en los Estados miembros y subraya que el Ejecutivo comunitario lleva meses siguiendo de cerca la evolución del ébola.

"Confío en que juntos, con la ayuda de los países afectados y de nuestros propios ciudadanos, podamos contener el brote actual con éxito", concluye en referencia a Guinea Conakry, Liberia, Sierra Leona y Nigeria, los países más afectados por la última epidemia.

Pese a que solo un paciente enfermo de ébola —el sacerdote español Miguel Pajares— ha llegado hasta el momento a territorio europeo, fuentes del departamento de Salud comunitario remarcan que Bruselas está en "contacto directo" con los Estados miembros, con la OMS y con el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, con sede en Estocolmo. Estas mismas fuentes afirman que las autoridades sanitarias españolas avisaron al resto de socios europeos de la repatriación de Pajares en el seno del Comité de Seguridad Sanitaria de la UE, órgano que se reúne cada viernes para "seguir de cerca" la evolución y los riesgos de la enfermedad.