Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OMS eleva a 1.500 los muertos por la epidemia de ébola

La organización advierte de que los casos podrían dispararse hasta más de 20.000

El coste para contener la transmisión en los próximos seis meses es de 372 millones de euros

Personal médico escolta a un enfermo en Monrovia, Liberia. Ampliar foto
Personal médico escolta a un enfermo en Monrovia, Liberia. AFP

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elevado a 1.552 el número de fallecidos por ébola de un total de 3.069 casos confirmados en Guinea, Liberia, Sierra Leona y Nigeria. La cifra de casos reales puede ser hasta cuatro veces superior. La entidad ha advertido de que el brote podría terminar afectando a más de 20.000 personas antes de remitir. El coste estimado para lograr contener la transmisión en los próximos seis meses es de 490 millones de dólares (unos 372 millones de euros), según sus cálculos.

El balance anterior era de 1.427 muertos y 2.615 contagiados. "Más del 40% del total de nuevos casos ha ocurrido en los últimos 21 días", ha precisado la OMS, tras subrayar que estos están concentrados en unas "pocas localidades". El 62% de los casos reportados corresponden al área considerada como el epicentro del brote: Gueckedou (Guinea), Lofa (Liberia) y, Kenema y Kailahun (Sierra Leona). Las situaciones más graves se registran principalmente en Liberia, con 1.378 casos, que incluyen 694 muertos; y Sierra Leona, con 1.026 casos y 422 decesos.

La OMS eleva a 1.500 los muertos por la epidemia de ébola

En el plan de la OMS se señala que en muchas áreas de "intensa transmisión" el número de enfermos podría ser "entre dos y cuatro veces más" del que se tiene constancia. En este sentido, reconoce que, "en el curso de esta emergencia", los casos podrían dispararse hasta más de 20.000. "Las actividades de respuestas deben adaptarse en zonas de transmisión muy intensa y hay que prestar especial atención a detener la transmisión en grandes ciudades y puertos".

La media de mortalidad es del 52%, con la tasa más alta en Sierra Leona (42%) y la más baja en Guinea Conakry (66%). La organización ha recordado que en el Congo se ha confirmado un brote separado de ébola que no está relacionado con el de África Occidental.

El presupuesto que ha calculado la OMS para contener la transmisión del virus no incluye el resto de dinero necesario para mantener los servicios esenciales en los tres países más afectados, ni los costes para recuperar los dañados servicios sanitarios de dichas naciones.

Muere un médico nigeriano

Un médico ha muerto este jueves a causa del virus en la ciudad de Port Harcourt, lo que le convierte en la primera víctima mortal registrada fuera de Lagos, donde han fallecido otras cinco personas. El facultativo había tenido contacto con el nigeriano que trabajaba en la Comunidad Económica de Estados de África Occidental y que falleció tras mantener contacto con Patrick Sawyer, la primera víctima mortal en este país.

Port Harcourt, la capital del Estado de Rivers, es una ciudad petrolífera situada al sur de Nigeria, el país más poblado de África. La propagación de la enfermedad más allá de Lagos supone un retroceso en los esfuerzos para combatir el virus. La OMS había señalado recientemente que la transmisión estaba contenida en este país.

Bonoha recibe el alta médica tras 21 días de aislamiento

La religiosa Juliana Bonoha, la mujer que acompañó al fallecido padre Miguel Pajares cuando fue repatriado a España por padecer ébola, ha recibido este jueves el alta médica en el hospital Carlos III de Madrid tras permanecer 21 días ingresada y aislada por haber estado en contacto con el virus, aunque en su día se confirmó que no padece la enfermedad.

La hermana se encuentra "bien de salud y animada", según un comunicado que su congregación, las Misioneras de la Inmaculada Concepción (MIC), ha hecho público esta mañana. Bonoha ha pedido expresamente que se respete su decisión de no atender a los medios "ya que necesita descansar", añade el texto. La religiosa ha salido con el alta del hospital Carlos III antes de las nueve de la mañana de este jueves.

Juliana Bonoha llegó a Madrid el pasado 7 de agosto repatriada desde Liberia junto con el sacerdote Miguel Pajares, que falleció el 12 de agosto a causa del virus. La religiosa ha permanecido 21 días en aislamiento y bajo observación en el Carlos III. Aunque el 7 de agosto se detectase que no estaba infectada por el virus, el centro sanitario decidió mantener el protocolo de seguridad y el aislamiento. Durante este periodo ha sido sometida a varios análisis para observar su progreso.

"Las Misioneras de la Inmaculada Concepción queremos mostrar todo nuestro agradecimiento al Gobierno de España y a todas las instituciones públicas implicadas en la repatriación de la hermana Juliana y su atención médica por parte del personal sanitario en el Hospital Carlos III", dice el comunicado de la congregación. "Además de agradecer a la sociedad en general y los medios de comunicación las muestras de apoyo que nos han enviado desde que llegó a España", concluye.

Más información