Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Localizado en una autopista de Huelva el cadáver del undécimo lince muerto en lo que va de año

Es una hembra joven que ha fallecido atropellada

El cadáver de una hembra joven de lince ibérico ha sido localizado hoy en el kilómetro 57,3 de la autopista A-49, que une Sevilla con Huelva. Al animal, el undécimo de esta especie protegida muerto en lo que va de año, lo han encontrado técnicos de la Consejería andaluza de Medio Ambiente, que desarrollan el programa europeo Life para la conservación y recuperación del lince ibérico, y agentes de Medio Ambiente.

En un comunicado, la Consejería de Medio Ambiente informa de que el cadáver, encontrado a las 7.30 horas tirado en la vía, a la altura de la localidad de Bonares (Huelva), ha sido trasladado al Centro de Análisis y Diagnósticos de San Jerónimo de Sevilla, donde se le realizará la necropsia, aunque todo parece indicar que ha muerto atropellado.

Con el hallazgo de este ejemplar, se han encontrado 11 cadáveres de lince ibérico en la comunidad en lo que va de 2005, ocho en el entorno de Doñana, dos en Andújar (Jaén) y otro en Sierra Morena, según fuentes de Ecologistas en Acción. En este sentido, el secretario de Conservación de la Naturaleza de la organización conservacionista, Javier Moreno, ha denunciado la "insostenible" situación de esta especie en peligro de extinción.

Un "altísimo" porcentaje de mortalidad

Moreno ha recordado que la población de lince ibérico puede rondar los 150 ejemplares y ha lamentado el "altísimo" porcentaje de mortalidad en la especie en este año. Asimismo, Moreno ha explicado que la falta de sustento para el lince en Doñana viene provocando la dispersión de la especie a otras zonas y su trayecto por la red de carreteras, donde puede ser atropellado.

Por esta razón, ha vaticinado la extinción de la especie si no se consigue su supervivencia dentro del parque nacional, donde pueda encontrar comida que hagan innecesarias sus salidas por rutas peligrosas. El portavoz de la misma ONG en el Patronato de Doñana, Juan Romero, ha pedido a la Unión Europea que abra una queja ante el "espectáculo bochornoso al que estamos asistiendo con la muerte de linces en el entorno de Doñana".

Romero ha recordado que para la protección del lince "se está gastando mucho dinero, pero mucho más para llevar a cabo políticas en las que no se respeta esta especie", por lo que consideró que "habrá que hacer una evaluación con una auditoría sobre la idoneidad de las inversiones". A su juicio, el resultado de los programas de protección del lince "no pueden ser más nefastos y catastróficos", por lo que ha instado a "que se asuman responsabilidades y, si hay que cambiar de entrenador, que se cambie". Para Romero, "es lamentable que todos conozcamos las causas de las muertes de los linces y las principales amenazas que sufre la especie y no hayamos actuado al respecto ni sepamos a qué tenemos que esperar".