Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El fármaco experimental contra el ébola no llegará a África

Ha habido ya 10 ensayos vacunas o tratamientos. Todos fracasaron

pulsa en la foto

El suero experimental para activar la respuesta inmunológica contra el ébola no llegará a África. El laboratorio que lo fabrica, Mapp Biopharmaceutical, ha adelantado al Centro de Control de Enfermedades (CDC) de EE UU, que apenas dispone de unas decenas de dosis, las necesarias para realizar un ensayo en fase I en humanos, durante el que se recluta a un grupo muy pequeño de voluntarios ya que lo que se pretende es evaluar la seguridad del fármaco, y no su eficacia. El medicamento se está suministrando a los dos estadounidenses infectados que han sido repatriados y al español Miguel Pajares, en Madrid. En África, con más de 800 personas vivas con el diagnóstico confirmado en estos momentos, la demanda excede su capacidad de producción.

Además, hay serias dudas sobre su seguridad. Según publicó la revista Science Translational Medicine en agosto de 2013, el ensayo en monos no fue precisamente un éxito rotundo. En aquella prueba se inyectó el virus a 11 macacos. A cuatro no se dio ningún tratamiento, y a los otros siete se les administró el prototipo. Todos los animales que no fueron tratados, fallecieron. Pero también lo hicieron cuatro de los siete monos que recibieron las inyecciones de anticuerpos, lo que arroja una eficacia del 43%. Y ello con importantes problemas de anemia, fiebre, problemas metabólicos, y trombocitopenia

Dándole la vuelta a las cifras, la conclusión es muy curiosa: la mortalidad entre los monos fue del 57%, que es prácticamente la que se está experimentando en África con este brote (el 54%, 961 fallecidos de 1.779 casos registrados, según el último recuento de la OMS, aunque la cepa de ébola-Zaire ha llegado a tasas del 90%).

Estas cifras obligan a ser muy cautelosos. Si ya los equipos sanitarios tienen problemas para aislar y llegar a los ciudadanos de Guinea, Sierra Leona, Liberia y Nigeria afectados, el efecto de una mortalidad superior o igual después de conseguir el tratamiento puede ser demoledor.

Aunque el ébola sea una enfermedad muy poco frecuente, también se ha demostrado muy difícil de tratar o prevenir. La web clinicaltrials.gov, que recoge todos los ensayos clínicos de productos que se pretende comercializar en EE UU, incluye 10 entre los de vacunas (cuatro) y tratamientos. Todos ellos eran de fase I, la que examina la seguridad del producto. Dos fueron suspendidos o retirados, lo que indica que los efectos adversos impidieron acabarlos. Y ninguno de los demás ha llegado a publicar los resultados, lo que es el indicador más claro de que no consiguieron resultados. El otoño EE UU empezará a probar una vacuna, pero este medicamento tampoco servirá para los ya infectados.

Más información