Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OMS autoriza el uso de fármacos experimentales para el ébola

Las dosis pueden utilizarse para tratar la enfermedad o "como prevención", afirma el organismo

La subdirectora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Marie-Paule Kieny, explica las conclusiones del Comité de Ética.
La subdirectora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Marie-Paule Kieny, explica las conclusiones del Comité de Ética. EFE

El Comité de Ética de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aprobado este martes el uso de tratamientos experimentales en las víctimas del actual brote de ébola en África occidental, aunque su eficacia no haya sido comprobada, coincidiendo con el día en que ha fallecido el religioso español infectado con el virus. La recomendación tiene una causa clara: "Las medidas utilizadas en otros brotes de prevención de la infección, control de los cassos y seguimiento de los contactos no están funcionando", ha dicho después de la reunión Marie-Paule Kieny, subdirectora de Sistemas Sanitarios de la OMS. Los datos son elocuentes. Desde el 8 de agosto al 11, la cifra de afectados ha pasado de 1.779 a 1.848 (69 más), y a de fallecidos de 961 a 1.013 (52). La expansión de la enfermedad "es demasiado grande", ha señalado Kieny. En esta situación, favorecer un sistema acelerado para pasar de los ensayos al uso compasivo de los medicamentos que puedan surgir para cualquiera de las fases del ébola "no solo es ético, es casi un imperativo moral", ha añadido.

"En las circunstancias particulares de este brote y si se cumplen ciertas condiciones, el comité consensuó que es ético ofrecer intervenciones cuya eficacia no está comprobada y con efectos secundarios todavía desconocidos, como potencial tratamiento o prevención", según la declaración difundida por la OMS. La declaración no se refiere solo al suero experimental, sino a todos los productos con los que se está investigando, sean tanto para prevenir la infección (vacunas) como tratamientos antivirales o que potencien el sistema inmunológico, como el que se ha ensayado con el religioso Miguel Pajares y los cooperantes estadounidenses.

Los expertos han subrayado que la aplicación de estos tratamientos tienen que seguir una serie de "criterios éticos", entre los que se incluye la "transparencia" sobre la naturaleza del medicamento, el consentimiento informado, la libertad de elección, la confidencialidad, el respeto a la persona, la preservación de la dignidad y la implicación de la comunidad.

Tras afirmar que en los últimos años ha habido "resultados prometedores" en ensayos -en laboratorio y animales- de medicamentos contra el ébola, han admitido que éstos "todavía no han sido evaluados en términos de seguridad y de eficacia en seres humanos", que es el primer paso del proceso para una comercialización estándar. Además, el comité insite en que, al suministrar cualquiera de estos fármacos, se aproveche para recopilar toda la información científica relevante.

La organización ha estado recabado estos días las opiniones de especialistas en bioética sobre el uso de fármacos experimentales. Un debate muy vivo tras la administración del suero en desarrollo Zmapp a dos estadounidenses y al sacerdote español Miguel Pajares mientras ningún paciente africano lo ha recibido. Y que tiene lugar después de que la propia OMS, a través de un portavoz, desaconsejara el martes pasado el uso de cualquier producto “que no haya pasado por el proceso normal de licencias y pruebas médicas”.

Ahora, que ha dado su aprobación al uso de dichos fármacos, se plantea el dilema de quién debería recibir las dosis, si hay pocas disponibles. Los expertos en bioética consultados por este periódico coinciden en la injusticia que supone que sólo se hayan beneficiado del suero ciudadanos occidentales.

Al respecto, el comité de la OMS insiste en que habrá que establecer prioridades con criterios éticos para suministrar los fármacos.

Este puede ser uno de los temas más controvertidos. Kieny ha admitido que ya en la reunión había posturas diferentes entre los expertos. Estaban quienes creían que el personal sanitario, que se juega la vida atendiendo a los enfermos, debería tener prioridad. Pero también los familiares o los miembros de la comunidad que cuidan a los enfermos podrían ser beneficiados. Estos criterios se establecerán en una reunión a finales de este mes.

Esa reunión también servirá para establecer una lista de posibles candidatos a este uso acelerado. "No se trata de aplicarlo a todo lo que surja", dijo Kieny, "sino a los productos que en los ensayos con animales hayan mostrado resultados positivos". La responsable de la OMS añadió que había "no menos de tres antivirales, un par de vacunas y otros tres fármacos derivados de la sangre [sueros como el probado en Pajares]" que podrían ser candidatos a un ensayo acelerado en humanos.

De todas formas, el término "acelerado" hay que tomarlo con cierta perspectiva. La OMS no espera que haya ninguno en condiciones de ser usado hasta finales de año, y menos aún quela producción sea a gran escala. De hecho, el laboratorio que fabrica el Zmapp que se ha suministrado a Pajares ya ha indicado que se ha quedado sin producto. Según los medios liberianos, el país recibirá dos tratamientos, pero Kieny habló de tres.

Más información